miércoles, 19 de septiembre de 2012

EL SENSOR INDUCTIVO

Sensor Inductivo "hecho en casa"
El transformador de corriente (TC) convierte la corriente presente en un conductor primario (que le atraviesa o enrosca alrededor del núcleo utilizado), en una pequeña corriente en el enrollado  segundario. Este tipo de dispositivo puede medir muy altas corrientes y consumir poca energía.

Es bien sabido que con el fin de mejorar la sensibilidad de la bobina, estas deben tener un gran número de vueltas, y el área activa de la espira debe ser de gran tamaño. Sin embargo el proceso de optimización de la bobina no es tan evidente en muchos casos. 

Se induce una f.e.m. en el circuito de la espira, si: 
  • La magnitud de B varía con el tiempo. 
  • El área de la espira cambia con el tiempo. 
  • El ángulo Θ entre B Y A (normal a la espira) varían temporalmente
  • Cualquier combinación de las anteriores
Hoy estamos mucho más conscientes del peligro potencial debido a grandes campos magnéticos “extraviados”, cuya medida es imprescindible. Pero estos viejos conocimientos pueden ser aplicados en nuestra cotidianidad, por ejemplo, para conocer el consumo de corriente en el hogar, o monitorear su comportamiento mediante un trasformador de corriente. 

Datos experimentales, 
con un secador de pelo 

El sensor de inducción es prácticamente el único sensor detector de su tipo, que puede ser factible de ser fabricado directamente por los usuarios, contrario a los sensores de efecto Hall, los magnetos resistivos, o las válvulas de flujo. La tecnología de fabricación es sencilla, los materiales son comúnmente asequibles (alambre de cobre o de otro metal), por lo que cualquiera puede adelantar investigaciones con esta vieja tecnología: una económica y sencilla, pero precisa, bobina de inducción.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario